CTC busca subir bonos de proveedores tras portazo de Codelco a pagos por fin de conflicto

logito

El presidente de Agema explicó que sin aumentar las eficiencias, es imposible mejorar los beneficios económicos.

Hoy a las 10 de la mañana se reunirán la Confederación de Trabajadores del Cobre (CTC), proveedores agrupados en Agema y, en su rol de facilitador, Codelco, para avanzar en una solución definitiva a las demandas de los trabajadores por mejorar el acuerdo de beneficios firmado en 2013 y cuyo conflicto este año tuvo paralizadas las operaciones de Salvador por 22 días y disturbios en el resto de las faenas de la estatal.

Aunque oficialmente las partes han comunicado que están en una etapa de exposiciones, integrantes de la mesa comentaron que la estrategia de la CTC será pedir aumento en los premios mensuales, cuatrimestrales y anuales entregados por sus empleadores, como respuesta al “portazo” de la minera estatal a entregar algún Bono de Término de Negociación (BTN).

Desde Codelco han sido claros en señalar que en esta oportunidad no se tratarán bonificaciones ni aumentos de remuneraciones.

Es que entre 2006 a 2013, si se suman las mermas de producción por paralización de contratistas (US$ 516 millones) a los bonos por término de conflicto (US$ 362 millones), se llega a US$ 878 millones de costos incurridos por la empresa. En 2013 el BTN ascendió a $ 1,5 millón, repartido a unos 40 mil empleados.

Ante esto, la CTC apostará por mejorar los acuerdos económicos contenidos en el Acuerdo Marco 2013, donde se establece un bono cuatrimestral de asistencia de $ 150 mil, además de un “incentivo anual por cumplimiento de metas” que puede llegar hasta los $ 550 mil. También, se contempla una gratificación mensual garantizada.

El presidente de Agema, Cristián Vizcaya, tras salir de la reunión del miércoles, explicó que sus representadas pagan un “bono cuatrimestral de asistencia y un bono anual de productividad, el que nunca se ha medido y se está dando a todo evento. Lo que tenemos que hacer es que, si queremos revisar ese bono al alza, tenemos que ponernos de acuerdo en cómo somos capaces de generar esos recursos para poder mejorarlos, sino, no hay ninguna posibilidad y se lo hemos planteado directamente a los trabajadores”.

Dos semanas

Consultado sobre el plazo de dos semanas impuesto por los trabajadores para llegar a un acuerdo, Vizcaya respondió que “en este período, lo que nosotros dijimos que íbamos a revisar era los alcances del Acuerdo Marco -el que nosotros damos por vigente todo el 2016-, por lo que estamos viendo es cómo aprovechamos este tiempo para buscar mecanismos que nos permitan revisar al alza los beneficios, sobre todo los nobles. Esa es la invitación, esta no es una mesa de negociación, es una mesa de diálogo, en la que tiene que existir voluntad de avanzar”.

El gerente de Asuntos Corporativos y Sustentabilidad de Codelco, Patricio Chávez, dijo que tras exponer la situación de la minera y sus desafíos con los proyectos estructurales, espera que se puedan “revisar los alcances del acuerdo marco vigente y, de allí, tal vez construir una agenda de trabajo con mayor precisión sobre los aspectos que les interesa revisar y nosotros vemos opciones de mejora y optimización a través de productividad, que nos permita generar riqueza a través de los recursos que disponemos y esa riqueza adicional se pueda compartir en quienes la crean”.

Desde la CTC declinaron comentar oficialmente esta información, aunque algunas fuentes dijeron que mantienen la idea de alcanzar alguna mejora del Acuerdo Marco.

CODELCO AMPLIARÍA CAPACIDAD EN MINISTRO HALES

Una segunda línea de tostación está estudiando construir Codelco en su nueva división Ministro Hales, según señaló Carlos Caballero, gerente general de esta faena, a Reuters. La operación ya cuenta con un complejo de tostación funcionando, el que en el largo proceso de puesta en marcha que se lleva, ha presentado varios problemas. Según se informó, hoy el complejo de tostación -que es clave a la hora de comercializar concentrado de cobre sin arsénico- está operando por encima de su capacidad de diseño.

“Nuestro tostador no es capaz de procesar toda la cantidad que se necesita (…), eso nos exige la necesidad de instalar una segunda línea de tostación para el tratamiento de los concentrados de Chuqui Subterránea”, dijo Caballero. Luego agregó que “en los próximos tres años tendríamos que desarrollar este proyecto”, calculando que costaría entre US$300 millones y US$400 millones.

El complejo tostador de Ministro Hales es el equipo clave de la división, ya que sirve para disminuir el arsénico del concentrado, de 4% en promedio a 0,3%, lo que facilita su comercialización.

También, explicó el ejecutivo, en el futuro se abrirá la posibilidad de dar este servicio a terceros, considerando que en 15 años más la faena deberá iniciar su conversión a mina subterránea. “Quedaría una capacidad disponible de tostación importante”, afirmó Caballero.

Respecto a las movilizaciones de los contratistas, en la división se dejaron de producir entre 5.000 y 7.000 toneladas de cobre, lo que se estima no afectaría la meta anual de la faena.

Fuente: MCH

Envía esta noticia desde tu celular por Whatsapp
Científico experto en neurociencias y educación efectuó conferencias y capacitaciones en la UDA

Invitado por la Facultad de Humanidades y Educación de la Universidad de Atacama, el connotado Profesor de la Universidad Complutense...