Paradigmas en el precio del cobre

logitoPocas cosas hacen sufrir más a los economistas que proyectar el precio del cobre. Cada vez es más complejo hacerlo. Los modelos son muy imperfectos y poco certeros. Lo único que conocemos de manera cierta es que muchos proyectos mineros no son capaces de cubrir sus costos con precios bajo los US$ 3 la libra y que ya vamos en US$ 2,7. Los excesos de inventario, los mercados de futuro y los clientes de sectores industriales hacen tambalear el precio de este metal del cual dependemos.

A pesar del largo tiempo en que se viene advirtiendo la necesidad de transformar la oferta de productos para desarrollar manufacturas más complejas y rentables, aún no somos capaces de impulsar ese cambio.

Continuamos exportando a granel. Lingotes y cátodos que son procesados en el extranjero por clientes de países donde sí han sido capaces de generar aplicaciones y usos concretos. Además, de atrasados, tendemos a mantenernos como una nación dependiente de la gestión comercial de las mineras. Por lo tanto, si la economía mundial disminuye, evidentemente, los productos con cobre también lo hacen.

Al contrario, la investigación científica ha permitido dar pasos muy relevantes para desarrollar tecnologías que ofrecen nuevos usos tanto del cobre como de otros minerales. La nanotecnología, por ejemplo, no se ha quedado en el conocido efecto antimicrobiano del cobre, sino que ha avanzado rápido para ofrecer una alternativa como conductor y catalizador de energía, mejorando los resultados obtenidos con otros metales.

La nanociencia permitirá adecuar muchas industrias a la “nanotecnología de metales”. Esto involucra el desarrollo de nuevas aplicaciones y nuevos descubrimientos. Algunos de ellos ya están en el mercado. Aunque no aporta a disminuir el stock, esta disciplina impactará en el precio del commoditie, en la medida que logremos exportarlo con suficiente valor agregado, es decir, con productos desarrollados, entre otras, a través de la nanotecnología.

Las proyecciones del precio del cobre para 2015 arrojan un valorde US$ 2,8 por libra. En cambio, un gramo de aditivo de nanopartículas de alta elaboración, pureza, y tamaño, según requerimiento de su aplicación, podría costar sobre los US$ 2.000.

¿Qué ocurre aquí? El uso del metal en esta preparación es muy reactivo y eficiente. La cantidad de usos posibles para el mismo material es, por ahora, casi infinita. Tercero, el valor agregado del proceso es todo. Y como novedad tecnológica es más bien una tendencia que una moda, porque atraviesa a todo tipo de industrias.

Fuente: DF

Envía esta noticia desde tu celular por Whatsapp
Ministro Burgos ante renuncia de Insunza: “todas estas cosas, sería deshonesto decir que no complican”

El vicepresidente Jorge Burgos agregó que el nombramiento definitivo del sucesor de Insunza se materializará cuando la Mandataria retorne a...