INIA reforzará innovación en alimentos este 2015 frente a escases hídrica

logitoCon el objetivo de buscar nuevas alternativas productivas con la misma materia prima, el Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) desarrollará proyectos con foco en la generación de alimentos con valor agregado durante el 2015.

En una ceremonia realizada en el Centro Experimental INIA Huasco, fueron presentados los proyectos FIC “Características de las propiedades funcionales de hortalizas frescas y deshidratadas mediante energía solar”, “Evaluación del uso alperujo como ingrediente de alimentación en ganado caprino” y “Obtención de hortalizas baby mediante sistemas productivos de bajo requerimiento hídrico”; iniciativas financiadas con fondos de innovación para la competitividad del Gobierno Regional de Atacama del año 2014.

El lanzamiento contó con la presencia del Intendente de la región Miguel Vargas, El Seremi de Gobierno Jorge Hidalgo, Consejeros Regionales de Atacama y cerca de 50 agricultores de los valles de Copiapó y Huasco. En la oportunidad, se reafirmó el compromiso del INIA con el sector agrícola en medio de una crisis hídrica que mantiene la preocupación en la región.

El Intendente de Atacama valoró la labor del INIA en la región y espera que los proyectos tengan un impacto positivo en la competitividad del sector agropecuario. “A través del FIC hemos estado apoyado distintas iniciativas del INIA y sabemos que el resultado de esta investigación darán insumos importantes para el futuro de la producción de la pequeña y mediana agricultura, por lo tanto, creemos que al apostar por este tipo de iniciativas, estamos contribuyendo al crecimiento de la región”, expresó Miguel Vargas.

Verónica Arancibia, Encargada del Centro Experimental Huasco, destacó estas iniciativas que darán nuevas posibilidades a los agricultores de la región. “Se trata de proyectos pensados en entregar diferentes opciones a cientos de productores que hoy sufren con la falta de agua, y además cumplimos con unos de nuestros lineamientos institucionales que es elaborar alimentos saludables a partir de la innovación”, afirma la Ingeniera en Alimentos INIA.

Asimismo, El Director Nacional de INIA, Julio Kalazich, anunció que “el 2015 será el año de la Transferencia Tecnológica”, aludiendo a la importancia que el instituto dará a esta área para acercar la ciencia y tecnología al campo Atacameño. “Este año vamos a llegar con nuestra tecnología e información técnica a los territorios a través de 11 Programas y 35 Grupos de Transferencia Tecnológica (GTT) distribuidos en todo el país, beneficiando a miles de pequeños/as y medianos/as productores/as”, indicó la primera autoridad del INIA.

El programa de hortalizas deshidratadas promete diferenciar la producción con productos con altos índices nutricionales de acuerdo a las últimas tendencias del mercado. De esta manera, el ají cristal, tomate, zapallo italiano, berenjenas serán evaluados en condición deshidratada, para agregar valor a la producción hortícola. Con este sistema, se potencia la calidad nutraceutica a través de una mayor generación de antioxidantes, lo cual podría significar un incremento de precios gracias a la diferenciación de la producción.

Por su parte, el proyecto de hortalizas baby permitirá al rubro hortalicero diversificar sus cultivos y aumentar sus utilidades, accediendo a nuevas variedades de hortalizas y tecnologías de producción, abriéndose a nuevos mercados y nichos que actualmente no se están abordando. La hidroponía permite Intensificar la producción acotando a una menor superficie, modificando condiciones ambientales e incrementando la eficiencia del uso del agua próxima a un 100%.

En el caso del programa del alperujo marcará un hito, dado que se trata de la primera iniciativa del INIA en Atacama junto al sector criancero. El proyecto solucionará en parte el problema de falta de alimentación para los caprinos al generar un nuevo alimento con alta disponibilidad en la región. El alperujo es un suplemento de la alimentación caprina con productos de desechos industriales de la industria agroalimentaria lo que mitiga en parte la escases de forraje en la región, siendo una alternativa de alimentación en estos momentos de sequia.

En total, el costo de los tres proyectos superará los 400 millones de pesos y se espera que el número de beneficiarios directos e indirectos sobrepase las cinco mil personas, considerando a los productores de hortalizas, crianceros y productores de aceite de oliva en la región.

Envía esta noticia por Whatsapp
Leer entrada anterior
Caserones entregó 12 proyectos de agua potable, energía y alcantarillado a igual número de familias vecinas a sus instalaciones

Proyectos que significaron para Minera Lumina Copper Chile una inversión superior a los 560 millones de pesos.

Cerrar